TravelBloger

Viajar sola: Una experiencia sencilla y segura.

Viajar es una experiencia gratificante, nos llena de vida, nos hace sentir experiencias, aprender de cada situación y sentirnos que formamos parte un poco más de este mundo. Si además viajamos de una forma responsable, teniendo en cuenta el medio ambiente, la gente local, el entorno, las experiencias… entonces estamos hablando de que somos unas personas viajeras; que no turistas.

Hay gente que el hecho de viajar le produce estrés o ansiedad: los aeropuertos, horarios, puntualidad, traslados…etc Un cúmulo de situaciones que a algunas personas les producen verdaderas situaciones incómodas. Este tipo de “miedos” se acentúan si en alguna ocasión hemos decidido viajar solos. En el caso de nosotras, las mujeres, viajar solas tiene un punto de dificultad añadido en según qué destinos, pero no debemos tener ninguna duda que viajar sola de una forma sencilla y segura es posible.

Ventajas de viajar sola

Viajar sola es posible y seguro y tenemos que tener una serie de precauciones básicas igual que si viajáramos en grupo y en cualquier otra circunstancia. Los consejos básicos de seguridad que podemos tener cuando viajamos con más gente debemos tenerlos cuando viajamos solas. Además viajar solo tiene algunas ventajas:

  • Posibilidad de cambiar nuestra ruta sin grandes inconvenientes
  • Más económico
  • Libertad de movimientos y destinos
  • Mayor adaptación al entorno
  • Experiencias personales

Cuando hablamos de la posibilidad de cambiar nuestra ruta nos referimos a que al viajar sola, podemos ir modificando nuestros destinos de una forma más sencilla y sin grandes inconvenientes. Es más probable buscar habitaciones en determinados alojamientos para una persona que para varias. Gracias a esto podemos ir adaptando nuestra ruta conforme nuestros gustos e impresiones sin llevar un rumbo fijo. Al viajar sola podemos hacer un recorrido más económico y extenso y adaptarnos a un determinado presupuesto con mayor facilidad sin tener que renunciar a otras cosas.

La libertad de movimientos obviamente es mayor ya que dependemos de nosotras mismas, por lo que nos podemos adaptar mejor al entorno que visitamos, pasar más desapercibidas y vivir experiencias viajeras más personales.  Esto no quiere decir que viajar sola sea mejor que viajar con grupos o en pareja, simplemente es diferente. Si alguna vez has pensado en la idea de viajar sola no lo dudes y da el salto. ¡Atrévete!

Un claro ejemplo es Desiré, una chica nacida en el año 1988 en el País Vasco que desde el año 2017 ha puesto rumbo a Costa Rica para vivir lo que sería su mejor experiencia personal.

Ahora Desiré dedica parte de su tiempo a enseñarnos cómo viajar solas, vivir nuevas experiencias y realizar un viaje responsable, seguro y respetuoso.

A través de su blog (Con P de pasaporte) esta chica aventurera nos ofrece la posibilidad de echarnos una mano para planificar y asesorar nuestro viaje a Centroamérica: información, rutas, dudas, consejos, vuelos y un sinfín de situaciones que nos pueden surgir a la hora de planificar nuestro viaje. Además en su blog dedica un espacio para a aquellas mujeres viajeras que quieran hacer un viaje por su cuenta o vivir una experiencia diferente pero necesitan más información y asesoramiento o simplemente viajar con otras mujeres. Sin duda una gran iniciativa que estamos seguros que cosechará muchos éxitos y experiencias personales.

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply