America Nueva York Viajes

Recorrido básico para ver Nueva York en 5 días.

Poco podemos decir de la ciudad de NY que no hayas leído ya o que no te hayan contado, a pesar de eso, intentaremos darte una opinión personal y contarte cómo fue nuestro viaje. Para empezar, acuérdate de realizar el Visado Electrónico (ESTA). Es muy importante ya que si no lo realizas no podrás entrar en Estados Unidos (aunque tengas el pasaporte en regla).

También es recomendable inscribirte en el registro de viajeros del Ministerio de Exteriores de España. De esta forma el Gobierno conocerá tu paradero en caso de accidentes, terrorismo o cualquier circunstancia extraña. A pesar de estos trámites Nueva York es una ciudad muy segura y turística.

Nuestro recorrido por NY durante los cinco días fue el siguiente:

 

1. La visita a la Grand Central Station es muy romántica. El ajetreo de las miles de personas que pasan por aquí es simplemente sensacional. Son varias las películas que han tomado como Central Station un lugar para rodar. Lo que quizás no sepas de esta enorme y lujosa estación es que Gran Central es la estación con más andenes del mundo: 44.

Más de 10 mil obreros construyeron 67 vías subterráneas por un accidente: en 1902, un maquinista harto de que los trenes siempre llegaran tarde se saltó un semáforo y chocó con otro tren. Murieron 60 personas. Antes de que se recogieran los restos del desastre dos magnates de la familia Vanderbilt y el jefe de la estación decidieron que era el momento de modernizarla. Podemos recordar innumerables escenas de cine que han tomado esta estación como por ejemplo SupermanLos intocables de Eliot NessSoy Leyenda

2. El parque High Line que desde hace varios años está dedicando verdaderos esfuerzos en ampliar las zonas verdes y peatonales del centro. En la zona centro de Nueva York es muy habitual ver explanadas de césped y zonas de juego privadas para perros. Se encuentra situado sobre la base de la antigua línea ferroviaria elevada que se construyó en los años treinta con el fin de desarrollar el lado oeste de Manhattan.En su origen, las vías del tren se elevaron a una altura de 10 metros para proteger la zona más industrial de Manhattan y evitar tanto atascos como accidentes. El tráfico de trenes cesó en 1980 y los terrenos quedaron desocupados.

 

3. Contemplar el Flatiron building es otra de las cosas que no te puedes perder, ya que es uno de los edificios más extraordinarios de Nueva York diseñado por el arquitecto Daniel Hudson en 1902. Recibe este nombre por la forma en que fue construido. En aquella época se convirtió en uno de los edificios más altos del mundo. Esta ubicado en el número 175 de la Quinta Avenida en Manhattan. Si pasas por allí no olvides sacarte una foto con esta maravilla arquitectónica que a día de hoy sigue siendo un icono en la Gran Manzana.

 

 

4. Subir al Top Of The Rock, situado en el Rockefeller Center, es una de las atracciones turísticas más famosas en NY. Probablemente cuando planeas este viaje y no dispones de demasiado tiempo siempre se plantea el mismo debate; si Empire State Building o este magnifico observatorio. Según recomendaciones y por nuestra propia experiencia, lo bueno que tiene el Top of the Rock es que no hay que hacer colas interminables y la panorámica es (a nuestro juicio) mucho mejor porque puedes fotografiar el skyline de NY y el Empire State Building.

Compramos las entradas en el mismo momento y sin aglomeraciones de ningún tipo. Las vistas eran simplemente magnificas, pero si tienes tiempo y eres ambicioso, nuestra recomendación es que vayas a los dos edificios. Nosotros cogimos la Premier Pass que incluía la entrada mas una fotografía de recuerdo digital, así como un bonito visor con fotografías de edificios importantes y otros puntos de interés de toda la ciudad de Nueva York. Cabe destacar que este mirador está rodeado de las mejores tiendas, restaurantes y lugares de ocio de Midtown.

 

 

5. Visitar Times Square durante la noche y sentarse en esos famosos escalones mientras contemplas la afluencia de miles de personas que pasan por allí para sacarse una foto , o simplemente para pasear es genial. Nada que ver durante el día, la iluminación y los múltiples colores son dignos de ver.

 

 

6. Excursión Contrastes: probablemente una de las mejores y más indispensables en NY. Esta excursión es la mejor manera de conocer y recorrer sus diferentes barrios (Harlem, Bronx, Queens y Brooklyn…)

El tour empieza en el oeste de Manhattan, cruzando Harlem, un barrio tranquilo, donde nació la cuna del jazz y de la cultura afroamericana. Cabe destacar (Cotton Club y el Teatro Apollo en la 125th Street entre Frederic Douglas y 7th Avenue).



La próxima parada es el Bronx, distrito de la Salsa, donde viven muchos jugadores de los Yankees y nació la cantante Jennifer López. En el Bronx pararéis en el Estadio de los Yankees, la famosa comisaría número 42  donde podreís haceros fotos con los policías,y también vereís el sector de South Bronx, donde rebosan los grafitis de pandilleros fallecidos en peleas (destaca el grafiti del rapero Big Pun).

Después viene Queens, el distrito más grande de todos y multiculturalmente más diverso. Cruzando el puente Whitestone, podréis contemplar sus imponentes casas y mansiones.

Última parada en Brooklyn, donde recorreréis el barrio judío de Williamsburg, considerado la segunda comunidad judía ortodoxa más grande del mundo. Muy sorprendente de ver por el cambio de costumbres y el estilo de vida.

 

 

En las proximidades de Main Street Park te recomiendo que entres a cualquier establecimiento a reponer energías. Rápidamente comprobaras que toda esta zona de Brooklyn está siendo rehabilitada. Todo lo que antes eran grandes almacenes y fábricas (antes pasaba el ferrocarril) está siendo reconvertido en oficinas, comercios y viviendas. Es muy típico en Nueva York que los locales comerciales tengan los techos muy elevados.

La zona de Brooklyn Heights fue una de las zonas que más nos gustó. Las vistas no tienen nada que envidiar a cualquier otra zona de NY y los servicios aquí son muy numerosos (prácticamente hay de todo).

 

 

7. El puente de Brooklyn. En 1883 fue el puente colgante más largo del mundo y el primero suspendido por cables de acero. Anexa los distritos de la isla de Manhattan con la zona de Brooklyn en la ciudad de New York.

 

 

8. Visitar el Distrito Financiero de Nueva York y el National September 11 Memorial & Museum es una parada más que obligada. Este distrito combina la agitada actividad de un centro financiero con un ambiente residencial. Perfectamente comunicado con transporte público en todos los lados. En  el World Trade Center es donde se encuentra el Museo 11S y National September 11 Memorial, un monumento conmemorativo a las víctimas y caídos en el atentado del 11 de septiembre de 2001 a las Torres Gemelas. Aquí se recuerda también a las víctimas del atentado ocurrido en el subsuelo del World Trade Center en 1993. Por algo menos de 20$ puedes recorrer y sentir una de las mayores desgracias cometidas que no deja de ser una experiencia muy angustiosa. Nos impresionó mucho ver el estado en el que se encontraban las vigas del WTC después del atentado y sobre todo de la exposición conmemorativa donde se encuentran retratos de las casi 3000 víctimas. Esta zona da la posibilidad a los visitantes de conocer a aquellos que murieron en los ataques de 2001 y 1993 mediante el uso de tecnologías que permiten descubrir información personal sobre cada persona. También escucharás grabaciones de audio inéditas sobre lo ocurrido con las que se te estremecerá el corazón.

 

 

Una de las zonas que más nos gustó de NY fue el barrio de Brooklyn Heights. Un barrio residencial en plena transformación. Lo que en su día fueron fábricas y líneas de ferrocarril ahora son zonas de ocio, parques, espacios públicos, apartamentos…etc. Una de las muchas actividades que se realizan es la de pasear los perros de las protectoras a la calle para intentar que sean adoptados.

 

 

Una parada muy recomendable si vas a NY además de  La 5ª Avenida, Central Park, y Times Square…entre otras es el pequeño barrio de Little Italy, que a día de hoy esta siendo conquistado por el gigante de Chinatown, ya que sus dimensiones son cada vez más reducidas.

Si eres un apasionado de la comida italiana como nosotros, una de las calles más relevantes es Mulberry Street. Aquí podrás degustar las mejores pizzas, ya que se encuentran los mejores restaurantes y cafeterías de la zona. Si sois un poco golosos, en el número 195 de Grand Street se encuentra la famosa pastelería Ferrara Bakery & Cafe, una de las pastelerías más antiguas de Nueva York.

 

 

9. Visitar la Estatua de la Libertad es algo que se tiene que hacer una vez en la vida. Se trata de un verdadero símbolo de Nueva York y de Estados Unidos, pues era la primera imagen del país que tenían los miles de inmigrantes que llegaban a América procedentes del viejo continente y de África. Para visitar la Isla de la Libertad toma el ferry oficial que sale desde Battery Park (estación Bowling Green, líneas 4 ó 5). Las entradas se pueden comprar allí mismo aunque las filas son interminables y puedes perder mucho tiempo en conseguir los tickets para subir al monumento. Lo recomendable sería comprar las entradas antes, puedes hacerlo en el proveedor oficial que es el Statue Cruises.

 

Otra opción que tienes (aunque no visitaras la Estatua de la Libertad) es coger el ferry hacia State Island para admirar en toda su plenitud los rascacielos de Manhattan desde el puerto. Este ferry es completamente gratuito y hace la ruta entre Manhattan y State Island durante todo el día y aproximadamente cada 30 minutos. No obstante, a primera hora de la mañana las partidas son más variadas. Si quieres más información puedes visitar www.siferry.com para conocer toda la programación completa.

You Might Also Like...

1 Comment

Leave a Reply