Asia Viajes Vietnam

Tour por Vietnam.

Si tienes previsto viajar a Vietnam esta entrada te va a interesar. Nosotros te vamos a contar nuestra experiencia para que así puedas tener una “referencia”, aunque desde luego cada experiencia viajera es única y cada uno vivimos las emociones de diferentes formas. Nosotros planificamos una ruta por Vietnam siguiendo de Norte a Sur.

Esta ruta incluía visitar Hanoi, Hoi An y Ho Chi Minh. Podíamos haber elegido otras ciudades y otras zonas pero creímos conveniente que para el tiempo que íbamos a pasar en Vietnam (un total de 9 días + traslados) tres días en cada ciudad eran suficientes.

Llegamos a Vietnam por avión desde Bali (Indonesia) y aterrizamos en Hanoi. En esta preciosa e impactante ciudad estuvimos 3 días y, posteriormente, recorrimos hacia el sur un ruta que nos llevaría a parar en Hoi An (otros 3 días) finalizando en Ho Chi Minh (otros 3 días).

Hanoi: Impactante, tradicional y contemporánea.

Hanoi es una ciudad que no te va a dejar indiferente. Nada mas llegar se percibe su esencia tan tradicional y al mismo tiempo contemporánea. Nada mas aterrizar y pasar los diferentes controles tienes varias opciones para ir desde el aeropuerto al centro. La primera es el taxi; tal y como salgas del aeropuerto no tendrás problema en utilizar este medio ya que hay decenas de personas invitándote a utilizar este servicio. El coste suele estar entre 20$ y 30$ dependiendo del lugar y de tu capacidad de negociación. (→ Ver post: 3 días en Hanoi: una ciudad sorprendente).

Después tienes las mini vans, que son furgonetas bien equipadas que te acercarán al hotel, pero tendrás que compartir trayecto con otros viajeros hasta llenar la furgoneta. El coste suele ser por unos 15$.

Y por último (y la opción que te aconsejamos) es la de utilizar el transporte público. La línea 86 es la que te lleva del aeropuerto al centro de Hanoi. Cuesta 40.000 dongs vietnamitas (1,5€ aproximadamente). La línea 86 se encuentra nada mas salir del aeropuerto a la izquierda, tarda unos 45 minutos en llegar al centro (última parada Rail Station).

Nosotros nos alojamos en el Momento Boutique Hostel, un lugar que te recomendamos pero con un consejo: si os vais a alojar aquí nunca escojáis la habitación de baño compartido pues es -con mucha diferencia- la peor de las habitaciones. Dicho esto la ruta que realizamos por Hanoi fue la siguiente:

Itinerario 3 días en Hanoi.

Día 1 :mañana y tarde ruta por la zona centro 

1.Desayunar en el Cong Coffee

2. Hoàn Kiếm Lake

3. Mausoleo de Hồ Chí Minh

4. Lago Tay

5. Trấn Quốc Pagoda

 

Día 2: mañana y tarde ruta por la zona del Mercado

5. Mercado Đồng Xuân

6. Comer en los puestecillos de la zona del Mercado

7. Catedral de San José de Hanói

8. Oficina de Correos

9. Ópera de Hanói

10. Cenar

 

 

Día 3: mañana y tarde de compras y Old Quarter 

11. Vietnam Military History Museum

12. Ir por la zona de compras

13. Tomar un batido en The Note Coffee

14. Hanoi Tren Street ( Old Quarter)

15. Cenar por la zona de Old Quarter.

 

Hanoi Street Train.

 

 

Cafés molones en Hanoi.

Seguramente habrás leído mucho al respecto así que simplemente te vamos a recomendar dos sitios ‘molones’ para desayunar, o tomar algo. Para tomar un café y recuperar energías,  te recomendamos Cong Café. Cong Café es una cafetería adaptada y decorada con carteles de propaganda variada y ambientada en estilo vietnamita-comunista. Es un lugar muy tranquilo y acogedor donde escuchar canciones vietnamitas acompañadas de un buen café y una excelente repostería. Para los golosos, la repostería suele ir acompañada de leche condensada. También, cuenta con una tienda donde puedes comprar ropa, agendas, bolígrafos hechos a mano o algún que otro souvenir.

¿Por qué se llama Cong? Cong significa Viet Cong en vietnamita; este término fue utilizado en la era socialista y el equipo le dio un gran giro en sus tiendas con carteles de propaganda, citas divertidas y diseños únicos con paredes de ladrillo y un viejo conjunto de mesas y sillas, todo muy de la época. Fundado en 2007, y con 16 tiendas que se encuentran ubicadas en Hanoi, Da Nang y Saigon. Cong Café es sin duda un éxito en Vietnam a día de hoy.

Este segundo es muy peculiar pues todo el establecimiento está lleno de post-it donde puedes dejar tu mensaje o dedicatoria, un lugar perfecto para tomarse un descanso después del ajetreo del casco antiguo de la ciudad. Una vez que pedimos las consumiciones nos dirigimos a la planta de arriba para admirar el lago Hoan Kiem que como habéis podido comprobar es una maravilla.

Nos entretuvimos leyendo las miles de notas de clientes de otros países, y luego agregamos una nota al resto de la colección. Una experiencia diferente y única desde luego!

The Note Coffee.

 

Esta es una de las principales plazas donde encontraras decenas de bares y cafeterías. En esta plaza se encuentra The Cong Café y The Note Coffee. El ajetreo en esta zona de Hanoi es sencillamente sensacional, lleno de gente, de vida y de mil planes para llevar a cabo. Desde luego no hay lugar para el aburrimiento.

En Vietnam en general, pero más concretamente en Hanoi, el tráfico es horrible. Creo que es la única cosa que nos decepcionó ya que aunque intentes cruzar por un paso de peatones te esquivan como si fueras ganado, y no sólo eso, es que sino te arriesgas a pasar y ven que NO miras te puedes pegar toda la mañana en el mismo cruce y en el mismo punto, porque aquí el respeto y la educación vial brilla por su ausencia. Sentir que te van a atropellar en cualquier momento es algo cotidiano allí, por no hablar de que circulan sin casco, que van tres o cuatro en una moto…en fin los que habéis estado viajando por Asia ya sabéis a que nos referimos.

Como ya os hemos contado en otras ocasiones Hanoi es una ciudad que no deja indiferente a nadie es por ello por lo que la hace tan atractiva para el turista. Si estás en el mismo punto que nosotros y quieres hacer la excursión de Ha-Long Bay desde esta ciudad vas a tener que contratarla de antemano, esto lo puedes hacer a través de tu hotel o en cualquiera de las mil oficinas que hay por las céntricas calles Hanoi. La Bahía de Halong es uno de los rincones naturales más impresionantes del mundo, por lo que no es de extrañar que fuera declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1994. Navegar y dormir en un barco a través de sus aguas y sus caprichosas formaciones rocosas es una actividad que no puedes perderte si visitas Vietnam. Cuenta la historia que estas formaciones se crearon cuando un dragón bajó de los cielos escupiendo joyas preciosas que se convirtieron en piedra. (→ Ver post: Cómo ir de Hanoi a Ha Long Bay)

Consejos imprescindibles para visitar Halong.

El consejo más importante que se puede dar a todo el mundo que quiera visitar la bahía de Ha-Long es que no seas “tacaño” al contratar el crucero. Si no tienes demasiado tiempo pero quieres conocerla igualmente, tienes que saber que hay excursiones de un día en las que te recogen en el mismo hotel.

Estas excursiones son para pasar el día completo navegando por la bahía. Pero si tu idea es alojarte en un barco una o dos noches como nosotros, tienes que tener en cuenta que es como un hotel en pensión completa. Vas a pasar muchas horas en el barco y es mejor asegurarse de que el servicio es de calidad, ya que en cierto modo es un hotel flotante y no vas a poder escapar de allí. Existen muchos casos en los que los viajeros (por ahorrar) luego se sienten estafados y no es de extrañar porque hay muchos timos sobre estas excursiones. Nosotros te recomendaríamos buscar barcos con pocas habitaciones y calidades medias y altas.

Obviamente no va a ser la misma excursión ni el mismo barco uno que cuesta 80$ que otro de 125$ ó 180$. Una vez contratado el barco (o crucero) ellos te pasarán a buscar al hotel y te dejarán a la vuelta, no hay ninguna complicación más que dejarte llevar y disfrutar! Puedes llevarte una maleta pequeña de mano para llevar tu ropa, bañador, toalla, lo que vayas a necesitar… aunque nosotros con una mochila nos apañamos perfectamente.

¿Cómo ir a Halong Bay?

Nosotros contratamos la excursión en Hanoi, en un puesto de información y excursiones, aunque antes estuvimos mirando varios (dos o tres), preguntando y comparando. Para este tipo de excursiones debes de saber de que no hay gangas; verás ofertas de 50$ o similares… descártalas, lo que te ofrecen no tiene nada que ver con lo que vas a recibir.

El precio por algo “normal” varía entre los 120$ y 175$. Nosotros pagamos 125$ (por cabeza) por la excursión de dos días y una noche que incluye alguna actividad: taichí, subir a un mirador, preparación de comida típica, ir a una playa en kayak (esto último nos gustó mucho, es muy relajante ir en kayak por la bahía).

En la propia agencia se encargaran de todo: te irán a buscar al hotel y te llevarán al barco y viceversa como bien te hemos comentado anteriormente. El trayecto hasta Halong Bay es de unas 4 horas pero la verdad es que se hace corto, ten en cuenta que la bahía se encuentra a unos 150 kilómetros pero debido al estado de las carreteras el trayecto dura más.

Nosotros cogimos el barco con la compañía Swan Cruisser. Casi todos los folletos que habíamos visto eran iguales: los mismos barcos y las mismas fotos. Imagino que luego dependerá de tener más o menos suerte con cada barco porque daba la sensación de que todas las compañías de gama media eran iguales. La experiencia fue en general buena y bonita, pero tuvimos una visita inesperada en la ducha de la habitación (¡una cucaracha!) que no nos gustó nada. Es decir, no es de agrado pagar 250$ por una excursión y encontrarte una cucaracha…pero bueno no volvimos a ver ninguna más en la habitación, aunque aquella noche he de decir que ya no pegamos ojo!

Casi todos los turistas eligen la opción de pasar una o dos noches en el barco (es lo más recomendable). Te comentamos cómo fue nuestra visita de dos días y una noche para que os hagáis una idea: Salimos a primera hora de Hanoi (minivan) para llegar a medio día al puerto. Tras entrar en el barco y dejar las cosas en la habitación que te asignan, nos pusieron la primera comida mientras navegábamos y poco a poco nos íbamos adentrando en la bahía. No hay mesas para todos los ocupantes del barco, por lo que desayunarás, comerás y cenaras con otra pareja, a nosotros no nos causaba mayor reparo ya que es una manera de conocer gente de otros países y compartir impresiones ( somos un poco charlatanes).

Hay que reconocer que la experiencia de estar sentado en el restaurante del barco mientras comes y ves cómo te adentras en la había de Halong es una experiencia increíble e inolvidable . Pasamos la tarde navegando y disfrutando del impresionante paisaje. Finalmente visitamos las cuevas de Sung Sot, a nuestro juicio una de las excursiones prescindible, mas que nada porque tampoco aportan un gran valor por sí solas , no entras y te quedas con la boca abierta como cuando ves por primera vez la bahía pero bueno es una manera de salir del barco.

Posteriormente y de vuelta al barco nos ducharnos, cenamos  y descansar viendo el atardecer con un buen mojito . A la mañana siguiente madrugamos mucho (a las 6 de la mañana) para empezar el día con una clase de tai chi en la cubierta del barco. En nuestro caso todos los viajeros se quedaron en la cama y sólo nosotros fuimos a la clase de tai chi, vamos fue todo un éxito . Fue una experiencia bonita y extraña al mismo tiempo, de repente te ves haciendo ejercicio en la cubierta de un barco rodeado de unas vistas increíbles y completamente solos, eso sí, fue muy relajante.

La próxima actividad era pasar la mañana en una de las playas yendo en kayak (muy recomendable) aunque también nos hubiera gustado una excursión donde subes a un mirador en condiciones y puedes contemplar la bahía de Halong en todo su esplendor (pero en nuestro tour no estaba esa visita tan esperada).

La excursión de una noche tiene un recorrido más corto por la bahía (también es más barata que la de dos obviamente). En cuanto a la excursión en sí, a nosotros nos gustó mucho en general pero había cosas que ‘sobraban’. Por ejemplo, una de las actividades era cocina típica vietnamita, visto en un folleto de una excursión puede parecer muy divertido pero bueno sin más…

Actividad de Kayak en Halong

Excursión a la playa

Actividad: visitar una cueva (a nuestro juicio una actividad prescindible, ya que no tenía nada de especial.).

Dónde alojarte en Hanoi.

Deberías alojarte en cualquier hotel/home stay que se encuentre dentro de la zona roja. Se trata de la zona más turística y que concentra un buen número de sitios interesantes o que vas a necesitar, como por ejemplo la estación de tren :).

En la parte de arriba del círculo (zona amarilla) es la zona del mercado nocturno, calles de compras, comida, bares, zona de ocio y muy muy turística que estoy seguro de que no te defraudará.

Nosotros nos alojamos en el Momento Guest House y fue una experiencia mejorable. Para empezar nos enviaron un mail diciéndonos que sobre las 17 horas no habría nadie en recepción por lo que nos indicaron cómo obtener la llave de la habitación (estaba en un buzón con un código secreto) pero bueno nada más lejos de suponer un drama. Después de hacer un trabajo de investigación y jugar a las adivinanzas llegamos a la que parecía ser nuestra habitación. La habitación no era lo esperado, y mira que estamos habituados a que sea así, pero es que se alejaba demasiado de las ‘fotos’ de booking y desde luego y con diferencia lo que peor fue el baño. Sabíamos que habíamos reservado la opción de baño compartido pero es que lo que nos encontramos se alejaba mucho de la idea de baño ‘compartido’, bueno se alojaba de cualquier idea o concepto de baño. Y la verdad sea dicha que no nos consideramos personas demasiado exquisitas más bien lo contrario, nos conformamos con un alojamiento limpio y sencillo para dormir. Somos muy fan del “low cost”.

Hemos estado en parte de Tailandia e Indonesia y jamás hemos tenido ningún problema en ningún hotel o Guest House. El baño compartido del Momento Guest House era un baño de 1 metro cuadrado situado al lado de la cocina (sin intimidad de ningún tipo) y sin espacio para ducharte ya que al lado de la “ducha” si es que se puede llamar así, no había alcachofa y salpicabas todo el wc. Era poco menos que agobiante, te duchabas como podías, empapabas todo el baño, estaba lleno de mosquitos, y  a lo que te dabas cuenta estabas sudando otra vez!! Claro, imagínate la situación en una ciudad donde la humedad y el calor es  horroroso y tienes que ducharte todos los días y varias veces en un baño que te da mucho asco, por no hablar de que la puerta no cerraba bien, pero casi hasta los agradecías porque sino podías morir asfixiado.

En booking decían que había toallas, material de ducha (jabón…etc), nada mas alejado de la realidad. No había nada de nada y la limpieza en la zona de la cocina destacaba por su ausencia. Si hubiéramos sabido que “eso” era el baño no hubiéramos reservado o hubiéramos elegido baño privado, somos ahorradores pero tampoco nos gusta alojarnos en esas condiciones.

Elegimos este guest house porque nos pareció en booking bastante chulo, coqueto y un lugar tranquilo. La única habitación que quedaba disponible era la del baño compartido pero claro… luego caímos en que no es que compartieras el baño con otras habitaciones (el resto tenían baño privado), es que el baño estaba en la zona común, era pequeño, sucio, incómodo y no tenías nada de intimidad. Resumiendo, el diseñador gráfico hizo un gran trabajo de photoshop!!

¿Y la comida?.

En Hanoi no vas a tener ningún problema a la hora de comer. A pesar de lo especial que puedas ser. Hanoi es una ciudad muy cosmopolita que se abre de forma excepcional al turismo. Como buena ciudad asiática tiene muchas cosas que mejorar (sobre todo el tráfico, las aceras y la limpieza de las calles). Vas a encontrar cientos de sitios donde elegir , ya que hay muchísima oferta gastronómica.

Nosotros el primer día decidimos cenar en el típico puesto vietnamita situado a pie de calle pero lleno de turistas (si está lleno de turistas será por algo ¿no?). Cenamos  unos noodles y unos pinchos a la parrilla con dos cocacolas y el precio fue de 150.000 dongs (unos 6€). Un precio muy asequible sobre todo cuando estas visitando la zona durante más de dos semanas.

Si no eres muy fan de la comida vietnamita, no te preocupes porque tienes gran variedad de bares, y restaurantes eso sí no será tan barato como los puestecillos a pie de calle.

De Hanoi a Hoi An.

Y desde aquí nos tocó partir a Hoi An y ¿cómo lo hicimos? ¡Pues en tren! Nosotros optamos por el tren porque teníamos una muy buena experiencia del tren nocturno de Tailandia aunque debemos advertirte que los trenes vietnamitas son algo diferentes. El precio por ir en “primera clase” no era tampoco demasiado barato, de hecho si lo comparemos con España es caro, dos personas en vagón con litera nos costó unos 70€. Aunque lo peor de todo es que los 800 kilómetros los realizaba en 7 horas y media y las literas no tenían cortinilla individual, por lo que no tenías mucha intimidad comparado con el de Bangkok. (→ Ver post sobre Hoi An: Una joya en el corazón de Vietnam)

Obviamente en avión es mucho más cómodo pero el precio se nos disparaba en aquel momento y estábamos un poco cansados de coger tantos vuelos ya que al final de todo nuestro recorrido por (Vietnam, Indonesia y Singapore) cogimos casi diez aviones. (→ Ver post: Cómo ir de Hanoi a Hoi An)

Pudimos compartir un buen viaje con una pareja vietnamita 🙂 y saborear el trayecto en un tren que parecía del siglo XX, mirar por la ventana era un regalo para los sentidos. Si optas por esta opción te daré dos recomendaciones muy importantes: la primera es que lleves ropa para abrigarte pues como en muchos países asiáticos el aire acondicionado está a tope y lo ponen 24h al día, y a veces hay bichitos campando a sus anchas, algo que no nos hacía mucha gracia. Y La segunda es te lleves algo para comer o picotear pues la cafetería del tren… en fin no hay demasiado para elegir.

Tened en cuenta que había hasta cuarta clase así que tampoco nos podíamos quejar mucho de la primera. Reconozco que fue toda una experiencia pues llegamos a ver hasta campesinos que metían gallinas dentro del tren, gente durmiendo en el suelo, y gente metida en un armario…

Que ver en Hoi An.

Hoi An es una ciudad pequeña y con mucho encanto, no encontrarás nada similar en Vietnam. A día de hoy es una localidad muy turística, cuenta con grandes paseos, comercios y playas. Esta ciudad comercia mucho con pieles y tejidos, por lo que es habitual encontrar mucha variedad de mochilas, carteras o cazadoras de piel… aunque a precios europeos. Con dedicarle dos o tres días tienes más que suficiente. Que hacer en la ciudad:

1.-Uno de los iconos de Hoi An es el puente cubierto japonés (Chùa Cau). Hoi An fue históricamente un puerto comercial muy importante de esta zona de Asia, lo que hizo que fuera punto de encuentro de comerciantes y rutas importantes entre China y Japón. Esto se ha visto reflejado en su zona histórica, que conserva su esencia y que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

2.-Otra de las delicias de Hoi An es disfrutar de su mercado nocturno que se monta en uno de los lados del río Thu Bon. El lugar es idóneo para probar la deliciosa cocina local y ver el ambiente más real de la ciudad. Otra de las actividades que puedes hacer es la de pasear en barco por este río.

3.- Visitar el otro mercado situado en el centro de la ciudad es un lugar donde puedes encontrar de todo. Desde comida local a sastrerías, manualidades, especias, artesanías, souvenirs … un lugar donde perderse una mañana en busca de algún recuerdo. Este Mercado está situado en el casco antiguo, y abre todos los días desde primera hora de la mañana hasta últimas horas de la noche.

Os dejamos un video para que veáis la cantidad de turismo masivo que recibe esta localidad, especialmente al atardecer, que es cuando la gente acude a la ribera del río para pasear por sus zonas comerciales, cenar y cruzar por el puente. La ciudad se transforma de noche con sus miles de farolillos y luces como si de un cuento se tratara.

Y de Hoi An… a Ho Chi Minh.

Pero esta vez fuimos en avión. La experiencia del tren de Hanoi – Hoi An no nos gustó demasiado y significaba “perder” como poco 19 horas. Lo malo fue el precio que al cogerlo con poca antelación nos costó 160€ (dos personas + maletas) para un recorrido relativamente corto.

Tienes varias opciones y nosotros te vamos a dar nuestra opinión desde la experiencia . En primer lugar tienes la opción del autobús. Dura aproximadamente un poco más de 20 horas y el precio es de unos 20€. Como todos los autobuses el gran inconveniente que ofrecen es la falta de espacio y la dificultad para estirar las piernas. Es decir, súper tentador…

Después tienes el tren. Puedes coger un tren nocturno pues la compañía de trenes de Vietnam recorre de norte a sur el país. A nosotros nos costó 75€ (dos personas) en primera clase. Ahora bien, os contamos, este tren no es como el tren nocturno de Tailandia que es muy utilizado por turistas, es rápido y es barato. Este tren es utilizado por numerosos vietnamitas (había segunda, tercera clase y diría que hasta cuarta clase) y debemos advertirte que la primera clase es toda una “experiencia” es nuestra humilde opinión.

Las literas no tienen cortinas y compartes cabina con el resto (cuatro literas en cada vagón). Mientras que el tren nocturno de Tailandia las literas estaban en el pasillo y tenías tu cortina de manera que te ‘cerrabas’ tu litera y ganabas intimidad. Lo malo de este tren es que va muy lento. Recorre gran parte del recorrido a velocidades entre los 30km/h y los 60km/h debido al estado de las vías, cruces y demás. La higiene en general en este tren deja bastante que desear (había bichos y los baños eran inutilizables).

Finalmente tienes el avión. Suele ser algo más caro pero puedes encontrar verdaderas ofertas. Nosotros después de la experiencia del tren decidimos ir a Ho Chi Ming en avión (160€ dos personas facturando maletas frente a otros 75€ del tren) pero ganamos en rapidez (el vuelo dura una hora y media) y confort. No podíamos permitirnos el lujo de perder 19 horas en  otro tren.

En la página 12go.asia puedes ver las diferentes formas de moverte, los precios y horarios. Muy útil para viajar por Asia. Como se puede ver, la duración del viaje entorno a las 16 horas (en nuestro caso fueron casi 19 horas porque ese día hacía más paradas).

 

Ho Chi Minh es una ciudad que no tiene nada que ver con Hoi An o Hanoi. Esta ciudad es diferente, urbana y al mismo tiempo acogedora. Nada mas aterrizar nos dirigimos a coger (previa información) el autobús y nos bajamos en el centro. Tras ver la ubicación del hotel y la parada más céntrica del autobús vimos que apenas teníamos 15 minutos andando así que decidimos esta opción y de paso ver un poco la ciudad.

Nos alojamos en el Christina Saigon Breathe, un Guest House bastante limpio, cómodo y detallista. La relación calidad – precio excelente y la chica encargada de atendernos muy atenta y agradable.

El Guest House es muy céntrico, bien ubicado a 30 minutos andando de las principales atracciones y puntos de interés. La verdad es que fue muy cómodo organizarse estando en un lugar tan bien ubicado y con el personal muy atento. No tuvimos ningún problema de nada y fue muy sencillo hacer los traslados gracias al personal del hotel.

 

Visitar la antigua residencia oficial es otro de los lugares de interés si viajas a Ho Chi Minh. Este precioso edificio destaca por su arquitectura típica de la época y fue testigo de grandes reuniones entre Jefes de Estado de diferentes países asiáticos y europeos.

De vez en cuando te encuentras gente sorprendente, como la de este exmilitar vietnamita que realiza unos retratos con tinta francamente increíbles.

Desde luego Vietnam es un país sorprendente del que no dudamos que volveremos algún día.

Hoi An una joya en el corazón de Vietnam.

You Might Also Like...

1 Comment

  • Reply
    10 cosas que hacer en Bali. – Terapia de Viaje.
    6 febrero, 2019 at 11:06 am

    […] en la zona de Ubud por lo que muchas te pueden pillar de paso sin modificar tu ruta. En nuestro viaje por Vietnam e Indonesia hicimos una parada de seis días en Bali (mereció la pena). Ten en cuenta que […]

Leave a Reply